• Conoce los peligros que conlleva la soldadura

    Los trabajadores de este rubro podrían verse expuestos a graves lesiones en la ejecución de sus labores.

    La soldadura es una de las técnicas más utilizadas en la industria en general por ser un método preciso, de bajo costo y confiable para la unión de materiales. Sin embargo, su ejecución es peligrosa y puede ocasionar graves lesiones a los trabajadores.

    En el lugar de trabajo se producen emanaciones de humos y gases, se emite radiación y se utiliza electricidad, lo que pone a las personas en riesgo de quemaduras, intoxicaciones, incendios y explosiones. Es por esto que el uso de Elementos de Protección Personal (EPP), la capacitación de los trabajadores, la correcta ventilación del entorno y contar con procedimientos que especifiquen las áreas de trabajos y sus condiciones son fundamentales para la seguridad de los soldadores.

    En este escenario es de vital importancia evitar quemaduras —a través del uso de los EPP apropiados—, poner especial atención a la limpieza del lugar y los potenciales riesgos para evitar incendios y explosiones, la intoxicaciones por gases —que se pueden prevenir a través de la correcta ventilación del lugar y el uso de Protección Respiratoria — y riesgos de electrocución, que ocurren cuando las máquinas no tienen su línea a tierra.

    En los distintos rubros de la soldadura como la minería, la construcción y la metalmecánica, las máscaras para soldar de 3M son consideradas de alta calidad, ya que cumplen con la norma europea (CE) y estadounidense (ANSI).

    Dentro de los productos 3M de Protección para Soldadores, destaca la máscara de soldar fotosensible modelo Speedglas Serie 100, que posee una excelente calidad óptica, un lente que se oscurece de forma automática, y una confiable protección facial y ocular. La línea de máscaras Speedglas además incorpora diseños gráficos personalizados para hombres y mujeres.

    Conoce más sobre los productos 3M para soldadores.