• Cinco puntos claves para toda capacitación de EPP

    El uso de los Equipos de Protección Personal (EPP) es fundamental para resguardar la salud y seguridad de los trabajadores, frente a los riesgos que existen en los distintos rubros de trabajo. Pero la selección de un equipo no asegura la protección frente a un agente si éste es utilizado de forma incorrecta. Por lo tanto, es fundamental recibir una capacitación que entregue los conocimientos necesarios y el entrenamiento adecuado para entender los alcances y detalles de los EPP. Por esto, la nueva actualización del artículo N° 53 del Decreto Supremo N° 594 viene a establecer la obligatoriedad no sólo de entregar elementos de protección personal a los trabajadores, sino también la de proporcionar “la capacitación teórica y práctica necesaria” sobre el uso correcto del EPP por parte del empleador.

    En esto, la Guía para la Selección y Control de Protección Respiratoria del Departamento de Salud Ocupacional del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), indica la necesidad de que toda organización, compañía y empresa, entregue instrucciones a sus operadores sobre los riesgos y resguardos de los equipos utilizados.

    Esta capacitación debe ser recibida antes de cualquier labor, además de ser simple, clara y concisa, buscando siempre entregar conocimiento y conciencia sobre la importancia del autocuidado. Para esto, es importante recordar que esta formación debe ser actualizada periódicamente, enfatizando siempre la importancia del uso de los Equipos de Protección Personal. Estas son las cinco claves:

    1. Naturaleza de las sustancias: debe quedar claro cuáles son los agentes a los que se está expuesto y sus respectivos efectos para la salud.

    2. Análisis sobre los controles de ingeniería y la necesidad de usar distintos tipos de protección.

    3. Elección de Equipo de Protección Personal (EPP): hay que explicar el motivo por el cual se ha elegido un determinado tipo de protección, especificando la función, capacidad y limitación del equipo

    4. Uso de cada EPP: debe enseñar paso a paso cómo usar cada equipo, explicando qué ocurriría si no fuese usado correctamente.

    5. Cuidados primordiales: procedimientos de limpieza, inspección y almacenamiento.

    Además, el encargado de recepcionar y distribuir los equipos deberá tener la suficiente formación para asegurarse que está entregando a los trabajadores el equipo solicitado. Los contenidos mínimos de la capacitación deberán ser:

    • Identificación y clasificación de los equipos y sus componentes según información de la etiqueta.
    • Reconocimiento de los sellos de certificación.
    • Revisión de fecha de fabricación y vencimiento.
    • Conocimiento e interpretación de la Ficha para la Compra de EPP.

    ¡La información es el primer paso para prevenir! Si todos cuentan con este conocimiento y entienden la importancia del correcto uso de los EPP, será posible crear una cultura organizacional preventiva basada en el autocuidado personal y colectivo.

    ¡Sigue estos consejos para una correcta capacitación y resguarda la seguridad y salud de tus trabajadores!